08 junio 2006

Don't Worry, Be Happy


Hoy toca madrugar un poco. Acabaré el día en el País Vasco, dando una conferencia a empresarios allí y compartiendo con mis amigos Joseba y Elena. Así que aprovecho este momento para escribirte.

No sé por qué, pero me levanté pensando en la ansiedad que nos asedia tan a menudo en la sociedad moderna. ¿A qué se debe? Creo que la envídia y las presiones "del Matrix" nos distorcionan la realidad de nuestras vidas. ¿Ah que sí?

Como bien decía mi amigo Jordi Llopart el otro día cuando tomamos un café juntos: "Es que este Sistema nos enfoca en pensar constantemente en lo que no tenemos." Y yo añadiría: "Sí, en lo que no tengo yo, pero también en lo que sí tiene mi vecino, mi colega, mi jefe..." Pura cuestión de envídia.

¿Has considerado lo que tienes, esta mañana? Un refrán que mi madre me inculcó cuando era pequeño siempre me ha acompañado: Count your blessings. Cuánto más veo cómo sufre la gente en Iraq (con familias como la tuya y la mía) ... o bien, pienso en la pobreza incomprensible de países com Haití, doy gracias. Qué bien lo tenemos aquí: cuánta paz, cuánta prosperidad, cuántas oportunidades.

Cuando salí de Microsoft y tomé un año sabático, pasé ese año escribiendo, entre otras cosas. Y había un ejercicio práctico que hice por la noche (para liberar ideas) que iba titulado "Cosas que no he visto hoy". El objetivo era el de hacerme consciente de todo lo que no había visto, al no observar bien, al no vivir plenamente el día que justo había llegado a su fin. ¿Qué es lo que no verás hoy, por culpa de las prisas y de las cosas que, en el fondo, no son tan importantes? El alba... la cara de un bebé... los ojos de tu amado (párate, para ver lo que te dicen)... el cielo... el mar... lo que comiste al mediodía... las manos delicadas de tu hija mientras tocaba el piano...

Nos hemos de liberar de esta insidiosa envídia que tanta ansiedad nos produce.

En las palabras tan hermosas de mi Gran Amigo...

Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra
vida
, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa?

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas?

¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida? Y por la ropa, ¿por qué os preocupáis? Observad cómo crecen los lirios del campo; no trabajan, ni hilan; pero os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de éstos.


12 comentarios:

  1. Hi Paul,

    Bonitas palabras que invitan a la reflexión en los tiempos que vivimos. Puede ser que exista cierta envidia en algunas personas por tener lo que no tienen, pero creo sinceramente que en general vivimos en la espiral del egocentrismo, del individualismo y de la filosofía "la vida son 4 días" o "sólo se vive una vez"; lo cual invita a no fijarnos en las necesidades de los demás, sino más bien a fijarnos en las nuestras, las cuales suelen responder a cosas materiales. El mundo avanza a 200km/h y sin cinturón y aunque a todos nos gustaría cambiarlo, por desgracia no está en nuestras manos; con lo cual nos queda esforzarnos para que nuestros seres más queridos, sobre todo los más pequeños, crezcan con los valores de integridad necesarios para ser buenas personas. De todas maneras, aunque no podamos frenar la rueda mundial, sí podemos poner nuestro granito de arena con una frase que he hecho mía "La vida son detalles y el mundo está escaso de ellos". Seguiré tu blog con mucho interés

    ResponderEliminar
  2. Increible Reflexión Paul.

    Esto me ha echo pensar a su vez lo siguiente:

    Desde que somos pequeños tenemos envidias, es algo con lo que el hombre nace.

    Un crio de 2 años jugando en el parque siempre quiere aquellos juguetes que tiene el pequeño que tiene al lado. Cuando vamos al colegio nos fijamos en la ropa que lleva el de en frente y seguimos las tendencias que nos marca el mundo. Cuando llegamos a la universidad la rivalidad se vuelve aun mayor, la gente no quiere dejar apuntes por miedo a que puedas sacar mas nota que él, o incluso entre gente de un mismo grupo, cotillea el tablón de notas para ver si ha sacado mas nota que aquel que llama "amigo"

    Hobbes dijo: concebimos al ser humano como egoísta y antisocial (malo) por naturaleza, un “lobo para el hombre” y hoy por hoy no tengo la satisfacción de poder decir lo contrario (siempre hay excepciones pero en general esto es asi)

    ¿Como seran las nuevas generaciones? Yo doy clases a niños desde los 3 años hasta los 15 y sinceramente Me da miedo. Dicen que las nuevas generaciones estaran muy bien preparados y renovaran el mundo pero... creo de corazón que la realidad será otra.

    La envidia, las malas compañias , la hipocresía, el egocentrismo, las drogas hacen que cada vez nuestro pequeño sistema vaya a peor. Como dijo Antonio el mundo va a 200km/h y no podemos ralentizarlo para poder cambiar las cosas.

    Nose...si algo de lo que he dicho tiene algún sentido para alguien pero bueno aquí lo dejo escrito

    Un saludo a Tod@s

    ResponderEliminar
  3. llego tarde al estreno, pero te agradezco mucho la invitación y me sorprendes. No soy buen lector de este tipo de blogs, porque los instrumentalizo para mis trabajos más que para mi conciencia. pero tu amistad me acerca a este nuevo género. cuando enlazas personas, nos llevas a instituciones o corporaciones en las que trabajan y creo que eso despersonaliza tu relato. no enlazaría a su cv, pero quizá encuentres mejores formas de enlazar. gracias por lo que compartes, valiente y valioso. gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola Paul,

    Ayer prometí contestar pero me resultó imposible después de 4 intentos... pero no te dejo hoy vulevo a la carga.

    Hablas de envidia, de egoísmo, de egocentrismo, de la ansiedad que nos produce todo aquello que el vecino tiene y yo no.

    Bien, yo aunque soy humana y, como tal a veces me gustaría tener alguna cosa que no tengo, intento verlo de otra manera.

    Aquí va una de esas visiones peculiares que tengo de la vida y que no todo el mundo entiende: No te pasa que cuando caminas por la calle hay gente que te pasa totalmente indiferente y hay otra de la que no puedes apartar la mirada (y no hablo de atracción física o sexual). Bueno pues esa gente que brilla con luz propia es a la que llamo "gente con color".

    Hoy casi todo el mundo es gris o negro, es decir no tiene color ni proyecta nada; pero de repente entre la multitud ves a gente que posee color y cada uno el suyo (te acuerdas de la imagen de la niña con el abrigo rojo de la peli la lista de... pues es una imagen muy similar).

    Esa es a la gente a la que deberíamos envidiar, esa gente rica o pobre, gorda o flaca... que es capaz de proyectar vida por sí mismos. Esa es la única envidia sana que conozco.

    Yo me considero con color o eso intento todos los días. Tú Paul también tienes color, de hecho yo te veo azul cielo (el cielo azul intenso de verano), tú te reconoces?

    Bueno, desde aquí os animo a todos a dejar el gris y buscar un color!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Querido Antonio,

    Gracias por haberte tomado el tiempo para escribirnos estas reflexiones. Me encanta la frase que has "hecho tuya":

    "La vida son detalles y el mundo está escaso de ellos".

    A mi me gusta citar (y re-citar) la famosa frase del arquitecto Mies van der Rohe, muy relacionada con lo que tú dices:

    "Dios está en las detalles."

    Si combino tu frase favorita con la mía, se puede deducir que el mundo se ve como se ve porque:

    A. Dios está en los detalles, y
    B. El mundo está escaso de ellos...
    C. Por lo que, tristemente está escaso de... (ver A)

    Que sigas cuidando esos detalles, sobre todo sembrando semillas de amor, cariño, atención y tiempo en los tuyos. Esto traerá buenos frutos, como se ve que ya sabes :-)

    Te acompaño, estamos en el mismo camino.

    ResponderEliminar
  6. Hola Daniel,

    Me sirven muchísimo tus observaciones y creo que tienes razón.

    Apuntas a lo que quizás no haya expresado explícitamente hasta ahora en el Blog. Es algo que espero ocurrirá de una forma orgánica y natural en este espacio: que la gente entrará sin caretas y que muchos se olvidarán sus tarjetas de visita ... dejando fuera su "yo" profesional, (o de estudiante, colaborador de mi empresa, amigo, lo que sea) para expresarse libre y humanamente, con sinceridad.

    Tu pista ha sido una aportación importante, thank you very much!

    ResponderEliminar
  7. Madre mía!!!me ha encantado lo que ha escrito Juli Morales porque yo he tenido esa sensación a menudo. Me encanta observar a la gente porque pienso que puedo aprender de cada pequeño detalle en las personas y cuando alguien por su apariencia, que no belleza (estilo, sonrisa, mirada, ojos, forma de caminar, el libro que lleva en las manos...)capta mi atención...siento una SANA envidia.
    Ojalá un poquito de nosotros tratara de mostrar en cada gesto lo bueno que llevamos dentro, ese color que tiene cada persona y dejáramos ese gris del que habla Juli.
    yo desde aquí quiero agradecer a mucha gente (Rosa, Arantxa, Javi, Cris, Paul...)su arco iris de sensaciones porque me han coloreado y han hecho que mi sonrisa fuera mi carta de presentación, espero no perderla ahora que me enfrento a mi primer reto.
    Enhorabuena a todos los participantes por las reflexiones, sientan tannn bien.
    besines mil.
    Esther

    ResponderEliminar
  8. Hi again, Esther,

    ¡¿Ah que sí?! Me ha encantado también muxo (pero muchísimo) lo que ha escrito Juli arriba. Os lo recomiendo a tod@s. Un abrazo, buen fin de ¡y saludos a toda la peña leonesa!

    ResponderEliminar
  9. Hola Cristina,

    Super interesante, lo que escribes. Por un lado, te quiero ANIMAR, porque felizmente he visto muchos casos de padres que invierten amor, cariño y sobre todo, su TIEMPO, en sus hijos. Un ejemplo reciente de ello ha sido escuchar ayer a mi amiga Elena: es una "Super Woman" de negocios, pero también una madre (con vocación) de 3 hijos. Ella ELIGE CONSCIENTEMENTE reservar el tiempo necesario para estar con cada uno/a de ellos individualmente, para escucharles, preguntar cosas ... vaya, invertir en ellos. Y todo eso, a pesar de una agenda de la que ya sale humo y de una cansancio muchos días abrumadora. ¡Chapeau, Elena! Me das esperanza.

    Tristemente, la sociedad en general se ha olvidado de la Ley Universal del sembrar y cosechar. Al no pasar tiempo con los niños, al no escucharlos y, como consecuencia no CONOCERLOS, llegamos un día a tener DESCONOCIDOS en casa, que no comparten (¡sorpresa!) nuestro código genético de valores.

    Recogemos lo que sembramos.

    Creo que nos toca a todos acordarnos de lo que REALMENTE cuenta en esta vida.
    Cuando te vayas de este planeta, cuando mires atrás, ¿que dejarás?

    ¿Un paisaje verde, lleno de vida, abundante? ¿O bien, tierra seca, quemada, dura? La enorme importancia de los DETALLES que comenta Antonio aquí y de los COLORES que pinta nuestra amiga-artista Juli es que estos momentos juntos determinan lo que dejaremos como herencia: minuto por minuto, decisión por decisión...

    Por cierto, os estoy muy agradecido por esta tertulia.

    ResponderEliminar
  10. be happy, por supuesto!! madre mia, aquí te despistas un poco y te bombardean los posts y los comentarios, este no se xq no habia entrado.

    Esther, te "conocí" en la pola el año pasado, te sentabas delante de mi, no se si te acuerdas, pongo el conocí entre comillas xq realmente no tuve la oportunidad, pero si te das cuenta es realmente increible, que desde el curso de este año, casi sin presentaciones hemos conectado muy bien, no se si sentiras lo mismo, pero parece ser que "nuestros colores combinan bien" jajaja

    muy bonitas todas y cada una de las palabras que se sitúan sobre mi nombre

    ResponderEliminar
  11. PATRI VILLAMANÍN11 junio, 2006 17:50

    Hola gente!!!

    Tan solo un pequeño apunte q me apetece mucho hacer y q creo q pocos se han fijado: el día de la coferencia de Paul en el auditorio, durante la mesa redonda, las azafatas repatieron agua entre los puestos de los conferenciantes y el único q se giró para darle las gracias a la chica fue PAUL. Vale más un detalle tán pequeño como ese para ver de qué madera estamos hecho cada uno de nosotros.

    BUEN DÍA PARA TODOS!!!

    ResponderEliminar
  12. Yo tambíen me fije Patri.

    Eso pasa a diario, en el kiosko, en la cafeteria, en la universidad, en el trabajo.

    Seguramente os haya pasado a vosotros también. Vais andando por la calle y veis a alguien que conocisteis un día determnado, inculso conversaste con esa persona y pasado un tiempo lo ves, en la calle o el la cafeteria, os mirais pero no te saluda. Yo piesno: una de dos o yo tengo un cabezón de la virgen (como diría mi Gran Profesor Becker) y me acuerdo de todo el mundo, o el mundo es un atipático y mal educado por no saludar. Sin embargo si tu te decides a saludale posiblemente volvais a hablar.

    O llegas al ascensor por la mañana y te encuentras un vecino Hay dos posibilidades Que haya silecios incomodos jeje ( de los que tanto hablo y odio) o que le saludes y le digas buenos días entonces él te sonreira y te responderá.

    ¿Tanto nos cuesta decir Buenos días , Hola , Gracias o de nada?

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails